LibreBase presente en la Semana del Audiovisual Córdoba 2014

El pasado 15 de agosto, en el marco de la Semana del Audiovisual, tuvo lugar la charla "Introducción al Software y la Cultura Libres". Esta actividad estuvo a cargo de LibreBase y su objetivo principal fue realizar una introducción a esas temáticas, desarrollando brevemente las principales características y principios filosóficos detrás de ellas.

Para comenzar, Marcelo Baldi y Dionisio Alonso explicaron qué es el software y cuáles características hacen que este software sea libre. Al respecto, se detuvieron especialmente en la importancia del uso de este tipo de herramientas en función de los intereses por recuperar y defender nuestra privacidad y principalmente nuestra soberanía tecnológica. Pueden acceder a la presentación que utilizaron haciendo click aquí.

Luego, Ana Almada recuperó los principales paradigmas que se utilizan para entender a qué nos referimos cuando hablamos de "Cultura Libre", concepto muy vinculado filosóficamente a la corriente del software libre. También pueden ver la presentación ingresando a este link.

Con el objetivo de conocer las opiniones de los asistentes, la dinámica de las presentaciones estuvo orientada a fomentar la participación y promover las discusiones que puedan surgir acerca de las propuestas presentadas sobre software y la cultura libres. Creemos que la experiencia planteada de esta forma ha sido mucho más enriquecedora para todos, lo cual quedó atestiguado en la valiosa contribución que realizó Sofia Wall con su aporte a la cobertura colaborativa del evento. Compartimos la nota que escribió en la página de Facebook de SEDA, acerca de la charla de LibreBase:

LIBREBASE en SEDA2014: “Cultura libre es devolver a la sociedad el conocimiento que aprendemos de otros”

LibreBase/Córdoba es un espacio de convergencia de activistas y grupos locales para debatir y coordinar acciones de difusión e implementación de propuestas de software y conocimiento libres, así como de licencias abiertas. En representación del espacio, Ana Laura Almada, Marcelo Baldi y Dionisio Alonso estuvieron en SEDA 2014 hablando de qué significa software y cultura libre. Para revivir el encuentro reconstruimos lo que dijeron en un diálogo.

¿Qué es el software?
- El software es el que le dice al hardware que hacer, el software tiene control sobre el hardware, como la receta de cocina que le dice al cocinero qué hacer con sus materiales. El software entonces controla a la computadora.

¿Y quién controla el software?
- La gente piensa que es el usuario quien lo controla, porque ellos hacen doble clic al procesador de textos y el procesador de textos se abre. El problema es que las computadoras hoy en día pueden hacer millones de operaciones por segundo en paralelo. Eso que significa que además de estar haciendo lo que vemos en pantalla, el programa que ejecutamos está haciendo otras cosas que no me muestra. La pregunta es quién controla todo eso otro que está haciendo la computadora y no vemos. La respuesta es el programador, ellos le dicen al programa qué hacer y cuándo.

¿Por qué es importante saber quién controla el software?
- Nuestra sociedad necesita de las computadoras a nivel estratégico: el gobierno necesita computadoras para funcionar; se cae el sistema y nos quedamos sin Estado. Pasa también con los bancos: todo el sistema financiero funciona por computadora- desde los cajeros en adelante-. También pasa con el sistema productivo: todas las empresas necesitan de computadoras para poder producir. Y pasa con las telecomunicaciones: se cae el sistema y nos quedamos sin comunicaciones. Para los Estados ya no alcanza la soberanía política: se necesita soberanía económica, alimentaria, energética; y esas soberanías se sostienen sobre la base de la soberanía tecnológica y del control del software.

¿Qué pasa con el software cerrado?
- Hay programadores que desarrollan software privativo. Este tipo de software no permite el acceso al código fuente; sólo entregan el código binario, que es el que se ejecuta en nuestras computadoras como una caja negra, una caja cerrada: lo que hace adentro, no lo sabemos. El control de lo que hace este software se lo quedan los programadores. Toda esta tecnología no es neutral: responde a los intereses de los que pusieron la plata.

¿La sociedad puede de alguna manera retomar el control sobre el software?
- Están los desarrolladores de software libre, donde uno puede acceder y modificar el código fuente, y entonces de esta forma se devuelve el control del software a la sociedad. Si el software es libre, es la sociedad quien tiene el control. Si es software cerrado, lo terminan controlando los programadores.

¿Qué relación tiene el software libre con el conocimiento y la cultura libre?
- La cuestión de la tecnología plantea en el fondo el debate de que si el conocimiento es para unos pocos o es para toda la sociedad. Fuimos avanzando porque el conocimiento era algo que se transmitía libremente, que recibíamos de generaciones pasadas. En los últimos dos siglos se empezó a cobrar peaje para el acceso al el conocimiento. El software libre es una manera de sortear esa barrera.

¿Qué pasa con la cultura?
- En las creaciones culturales existe la propiedad intelectual, que por la ley es privativa. Según el paradigma dominante, el autor tiene todos los derechos exclusivos sobre sus obras. De ahí está el prejuicio de que copiar es robar, pero cómo puede ser que se entienda que porque alguien utiliza una parte de una obra está robando. Copiar es parte del proceso: no por plagio, sino porque estoy utilizando todo el tiempo otras creaciones culturales para crear algo nuevo.
Defender la cultura libre no significa decir que los artistas no tengan que cobrar por lo que hacen, sino que hay exigir un ecosistema que promueva eso sin impedir el acceso a la cultura. Yo no estoy renunciando a mi obra, estoy cediendo a los demás algunos derechos. Así como yo puedo apropiarme de otras obras para hacer algo nuevo, cultura libre significa permitir a otros que accedan y usen las mías.
Sobre todo en el ámbito de la educación se demostró que se puede trabajar con un modelo de cultura libre y con un modelo de recursos educativos abiertos: la mayoría de las universidades están tomando estos modelos que tienden a eso; no pasa tanto en otros lugares de producción cultural porque está toda esa cuestión de que como autor tengo que recuperar lo que yo invertí, que está bien, pero está visto que no es la única forma.
Nunca antes en la historia estuvimos conectados de esta forma entre todos, y nunca a su vez tuvimos tanta dependencia con la tecnología, ni tampoco hubo tanto control sobre esa tecnología. El camino que tomemos como individuos determinará el futuro de nuestra cultura.

(Agradecemos mucho a lxs organizadorxs por el espacio y especialmente a Sofía por la cobertura de la charla)